top of page

Revista
GranRURAL

Suscríbete a nuestra revista

Suscríbete a nuestra Revista GR

Trasversalidad en el rural gallego: Añangu y la clave para un futuro sustentable e inclusivo.

Actualizado: 13 jun

En el complejo entramado de proyectos y emprendimientos de Galicia, la trasversalidad en el rural gallego no es solo un concepto, sino una necesidad para sobrevivir y prosperar.


 

EL PODER DE LA MENTE

Nuestra mente es sorprendente, evocadora y a veces caprichosa. A lo largo de la vida genera recuerdos de nuestras propias experiencias, de historias vividas y aprendidas, para bien y para mal. Recuerdos que se desvanecerán lentamente solapados por nuevas vivencias, otros que perdurarán convirtiéndose en aprendizaje de vida, o aquellos que irremediablemente caerán en el olvido hasta que, sorpresivamente, nuestra mente decida recuperarlos sin siquiera pedir permiso. Y hay otros, esos que a pesar de no haber sido vividos en su momento con intensidad, nuestra mente los hace emerger con fuerza dando sentido a muchas de las acciones que realizamos.


Últimamente, mi enmarañada mente tiene el capricho de recordarme que cada paso que últimamente doy es fruto de uno de esos recuerdos inadvertidos, Añangu.

 

REENCUENTRO CON GALICIA

Dicen que “retornar es emigrar otra vez”. Y no puedo estar más de acuerdo. Tras doce años en Ecuador regresar a Galicia ha sido un nuevo comienzo lleno de golpes y aprendizajes.


Llegué con dos necesidades urgentes: desconectar de experiencias vividas y reconectarme con “miña terra galega”. Sentado en el monte Pedroso, con las vistas de Santiago a mis pies y olor a tierra mojada, sintiéndome como turista en mi propia tierra, buscaba en el teléfono pueblos donde desconectar. Sanxenxo. As Catedrais. Camiño de Santiago. Ribeira Sacra. Todo eso ya lo conocía. Buscaba algo diferente. Más personal. Más íntimo y menos masificado. Algún rincón natural donde aprender alguna habilidad diferente, un oficio ancestral, artesanal, o incluso algo más actual, pero en el rural.


Vista panorámica de la ciudad de Santiago de Compsotela desde el Monte Pedroso
Santiago desde el Monte Pedroso

En Ecuador conocí, colaboré y creé múltiples proyectos educativos, culturales, artísticos y turísticos. Trabajar con la Fundación Verde Milenio, la ONU o con Ecuador TV me permitieron conocer la cultura, costumbres y tradiciones de las comunidades indígenas de la Amazonía, Sierra, Costa e Islas Galápagos. Con "Cuando se va la Luz" (proyecto propio) trabajé con proyectos más “citadinos”. Todos ellos, proyectos de aprendizaje cultural, ancestral o turístico. La envidia del recuerdo se apoderaba de mí. ¿Cómo podía ser que no existiesen proyectos así en Galicia? O quizá no estaba buscando bien.

 

IMPRESIÓN VS REALIDAD

Las Fundaciones Ronsel y Paideia, en sendos programas de emprendimiento a los que me apunté resolvieron mis dudas. No solo había gran cantidad de proyectos, sino que se estaban creando muchos más. En cada nueva jornada de taller, en cada nueva conferencia a la que asistía, en cada encuentro con diferentes coworkers descubría un nuevo abanico de proyectos atractivos e interesantes. Estaba sorprendido. Sólo al ser parte del círculo de emprendedores empecé a conocer parte de la inmensa oferta existente.


La gran mayoría de estos proyectos tenían y tienen poca presencia en el complejo entramado de internet. Otros, saben manejar bien sus redes sociales, pero aún así el problema de visibilidad es importante. En la primera búsqueda que realicé, no los encontraba. ¿Cuál era el problema?


Mi mente comenzó a empujar con fuerza el recuerdo de Añangu.

 

AÑANGU, UN MODELO DE COMUNIDAD

Comunidad kichwa de la Amazonía Ecuatoriana. Ubicada en el corazón del Parque Nacional Yasuní, un área protegida localizada entre las provincias de Pastaza y Orellana, entre el río Napo y el río Curaray. La comunidad Añangu regenta el Napo Wildlife Center, un complejo turístico construido con sus propias manos y que se emplaza en un entorno idílico.



Con la Fundación Verde Milenio (de la cual formaba parte), en colaboración con la Facultad de arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Nebraska-Lincoln diseñamos el plan urbanístico comunitario de lo que hoy día es el Napo Cultural Center. En mis primeras conversaciones con su líder, Jiovanny Rivadeneira, le pregunté:


­­­ꟷAñangu… ¿qué es?

ꟷMíranos, ꟷme dijo mirando a su alrededorꟷ somos pequeños seres en una inmesa selva. De manera individual ninguno podría sobrevivir. Así que trabajamos juntos, de manera coordinada. Cada miembro de la comunidad es importante, aporta valor y fuerza al conjunto, y es esa unión la que nos hace fuertes. Añangu en kichwa significa “hormiga”. Eso es lo que somos, hormigas.


Parte del grupo de trabajo de socialización en al Comunidad Añangu. Sobre la mesa un mapa de la organización urbanística solicitada por la propia comunidad.
Trabajo de campo en Añangu

Ese espíritu de colaboración y aporte al "hormiguero", junto al sentimiento de pertenencia al territorio, caló en todos nosotros. Un trabajo conjunto de aprendizaje cultural y académico en ambas direcciones dio como fruto uno de los dos premios ASLA (American Society of Landscape Architects) de los que disponemos. Y sin darme cuenta, entendí que este tipo de colaboración trasversal es lo que echaba en falta en Galicia.

 

LAS HORMIGAS GALLEGAS

La cantidad de proyectos educativos, culturales, deportivos y turísticos que existen en Galicia es amplio y de calidad, pero estamos desconectados entre nosotros mismos. Somos unas atípicas hormigas trabajando de manera individual, sin organización trasversal. Persiguiendo objetivos cerrados, estancos.


Son ya muchos los congresos, foros, charlas y conferencias de todo tipo a las que he asistido desde mi regreso a Galicia. Y por norma general, siempre encontré eventos orientados a sectores muy concretos y exclusivos. Eventos para ayudar a desarrollar el entramado cultural, el deportivo, el turístico, el educativo. Encuentros donde se reclama a las administraciones públicas que sería bueno contactar los unos con los otros, y los otros con los unos, sin darse cuenta que ni la propia administración es trasversal en funcionamiento interno.



Cada acción realizada implica la participación de infinidad de procesos de los que no nos percatamos, y no por ello menos importantes

 


LA COMPLEJIDAD DE LA SENCILLEZ.

Vamos a poner un ejemplo. Freír un huevo. Simple, ¿no?.


No necesitamos ayuda de nadie. Podemos freírlo sin mayor dificultad en nuestra propia casa. Pero, ¿y si nos paramos a analizarlo?, ¿Cuántos procesos y personas están involucradas en esta simple acción?.


Acondicionar la tierra para plantar olivos; investigación de materiales y construcción de maquinaria y herramientas para esta labor; gestores de personal, equipos informáticos, elaboración del aceite, su traslado, su venta, lo mismo con las gallinas que ponen los huevos, diseño de tu cocina, de la sartén, el que te ha enseñado a freír un huevo, tu casa, el gas que llega a tu cocina, el plato donde lo vas a poner, la espátula… seguro que podrías continuar con muchos más.


Cada acción realizada implica la participación de infinidad de procesos de los que no nos percatamos, y no por ello menos importantes. Si uno falla, tu huevo frito no va a saber igual. Al hormiguero le sucede lo mismo. Cada una de las hormigas, independientemente de su función, es importante. A nosotros, a nuestros proyectos, les pasa lo mismo. Trabajemos con trasversalidad.

 

TRASVERSALIDAD, UNIENDO PROYECTOS Y PERSONAS

Ningún cambio resulta fácil, pero no por ello es imposible. Tenemos potencial, creatividad y ganas. Nuestra tierra ofrece todo aquello que se necesita para ser únicos y consistentes. El esfuerzo merece la pena.


Desde GranRURAL buscamos contribuir a este proceso fomentando la trasversalidad. La relación entre sectores, entre proyectos, entre personas. Estamos diseñando diferentes fases de acción que ayuden a conseguir este objetivo. Como la agenda de eventos mensuales o la elaboración de cursos, talleres y experiencias combinadas que fortalezcan lazos entre proyectos y oferten al cliente final una nueva forma de desconectar y experimentar el rural gallego, entre otras muchas fases y acciones.

 

LA HORMIGA REINA

Quizá te hayas preguntado mientras leías este artículo quién es la hormiga reina. Mi mente también se lo preguntaba y regresó a Añangu. Los kichwas tienen una gran conexión con la “Pachamama” (la Madre Tierra), y todo su trabajo y esfuerzo es por ella. La nuestra, es Galicia, nuestra terriña, nuestra hormiga reina.

 

Si has llegado hasta aquí, leyendo el artículo, tienes unas inquietudes que en GranRURAL compartimos. Hablemos. Colaboremos. Seamos hormigas.


コメント


bottom of page